RECETAS


Ensalada de langostinos y mango

Esta es una receta ideal si se quiere impresionar con el entrante, o con un plato para picar durante el almuerzo. Los colores del mango, los langostinos y la lechuga dan una apariencia espectacular, y los sabores se complementan muy bien.

 

QUE SE PRECISA

1 kg de langostinos cocidos

Dos mangos maduros

Cilantro fresco

Menta fresca

30 ml de salsa de chile dulce Thai

Una cebolla pequeña

Hojas de oruga

Lechúga

45 ml de zumo de naranja

PREPARACIÓN DE LA ENSALADA

Use langostinos si es posible. Cómprelos pelados o frescos y cuézalos. Puede sustituirlos por gambas, si lo prefiere. Reserve un par sin pelar para usarlos como guarnición.

l Lave los crustáceos y pélelos.

2 Quite el rabillo del mango, pongalo derecho sobre la base plana y pártalo por la mitad para quitar el corazón.
Corte la pulpa vertical y horizontalmente de las dos mitades, formando dados.

3 Lave el cilantro y córtelo finito hasta obtener unas tres cucharadas. Lave la menta y córtela también muy fina hasta completar unas dos cucharadas. Ponga el mango y los langostinos en un cuenco grande y añada las especias.

4 Monde la cebolla, haga cortes finos y añádala a la ensalada.
Mezcle la salsa de chile con el zumo de naranja y viértalo sobre los langostinos y el mango.

5 Remueva la ensalada. Desmenuce la oruga y la lechuga y forre una fuente de servir. Ponga la ensalada encima y adórnela con los langostinos.

 


Ensalada con arroz y piña

Una sabrosa ensalada para servir como entrante o como primer plato. El agradable frescor de los condimentos combina muy bien con la piña, al tiempo que las cebollas tiernas y los rábanos le añaden sabor.

QUE SE PRECISA

Media piña

Medio pepino

40 g de cebollas tiernas

Ocho rábanos

Lechuga

150 g de arroz, hervido y sazonado

 

Para el aliño

30 ml de hojas de menta

100 g de yogur

30 ml de crema cortada

10 ml de garam masala

Sal y pimienta

Una batidora

 

PREPARACIÓN

Dado que el arroz hervido puede ser un poco soso, sazónelo bien antes de combinarlo con los demás ingredientes, usando sal y mucha pimienta negra.

1 Monde la piña y saque la parte central. Córtela en pequeños dados.

2Monde el pepino y córtelo vertical y horizontalmente, haciendo igualmente pequeños dados.

3 Lave las cebollas y córtelas en pequenos trozos.
Corte los rábanos en rodajas.

4 Para aliñar, separe las hojas de menta de sus tallos. Colóquelas en una batidora y añada el yogur, la crema agria, el garam masala, sal y pimienta.
Póngala en marcha.

Garam masala

5 Ponga el arroz hervido en un cuenco, añada la fruta cortada y las hortalizas. Añádale la guarnición y remuévalo bien.



Ensalada tropical de frutas

Con esta ensalada conseguirá un postre con un sabor tropical exquisito. Utilice frutas exóticas y aderéce1as con un jarabe especiado con canela, clavo, pimienta de Jamaica y nuez moscada.

QUÉ SE PRECISA

1 piña
100 g de uvas
250 g de fresas
2 kiwis
1 plátano

Para el jarabe:

15 mi de miel líquida

1,5 mi de canela en polvo

Un pellizco de nuez moscada, pimienta de Jamaica y clavo

15 mi de azúcar

15 mi de eneldo fresco

Una cazuela
Un cuchillo afilado
Una fuente plana

ELABORACIÓN

Esta ensalada de frutas se sirve en piñas partidas por la mitad. La puede acompañar con crema de leche; utilice 300 ml o nata enriquecida y batida con 5 ml de canela en polvo y un poco de miel.

1 Coloque los ingredientes del jarabe en un cazo y añada 30 rol (2 cucharadas soperas) de agua. Caliéntelo a fuego lento, removiéndolo; déjelo enfriar.
Parta las piñas y saque la pulpa de las dos mitades; deseche la parte central y corte el resto en tacos.

2 Lave las fresas, sacando cualquier hoja. Córtelas por la mitad y póngalas en un bol junto a la piña.
Pele los kiwis, pártalos en rodajas y corte cada rodaja por la mitad;
júntelo todo en un bol.

3 Corte las uvas por la mitad y añádalas al bol.
Vierta en él el jarabe frío.
Mezcle la fruta con el jarabe y póngalo en el refrigerador durante 30 minutos.
A la hora de servir añádale el plátano en rodajas.

4 ponga toda la mezcla en las mitades de piña y sirva inmediatamente.

 


Lasaña especiada de ternera

Un plato para una gran cena, servido con ensalada y un vaso de vino tinto. El queso de Ricotta se pone entre las hojas de pasta, con mozzarella encima, en lugar de la tradicional salsa de bechamel.

QUÉ SE PRECISA

450 g de ternera picada

Dos latas (de 200 g) de tomate cortado

Un jarro de 200 g de puré de tomate

10 ml de cada una de las siguientes especias molidas y hierbas secas: pimienta negra, canela, clavos, jengibre, semilla de mostaza, nuez moscada, albahaca, perejil, romero, salvia y tomillo

15 ml de azúcar moreno

2 huevos

500 g de queso de Ricotta

15 ml de perejil

30 ml de queso parmesano

250 g de lasaña no precocinada

400 g de mozzarella

PREPARACIÓN

La receta sale mejor si se cuece la carne picada el día anterior y se recalienta antes de montar la lasaña. Si se usan hierbas frescas, hay que doblar las cantidades señaladas.
Precaliente el horno a 190 grados.

1 Ponga la carne picada en una cacerola y dórela a fuego lento, removiendo. Escurra cualquier grasa. Añada los tomates cortados y el puré de tomate, remuévalo y manténgalo a fuego lento.

2 Compruebe las cantidades de cada especia, colóquelas en un plato (conviene tener control de lo que se ha utilizado) y échelas a la cacerola.
Haga lo mismo con las hierbas secas. Remuévalo bien.

3 Añada el azúcar a la mezcla a cucharadas, remuévalo, tape el recipiente y déjelo a fuego lento durante 45 minutos.

4 Mezcle el Ricotta con el perejil. Ralle el parmesano y añádalo al Ricotta junto con dos huevos y mézclelo.
Ralle la mozzarella.
Extienda una capa de carne picada en el fondo de una fuente y una capa de lasaña encima. Añada una capa de Ricotta.

5 Añada una capa de mozzarella;
luego siga poniendo capas, hasta terminar con un espolvoreado de mozzarella. Póngalo en el horno y déjelo cocer durante 45 minutos.

CONSEJO

Si no dispone de todas las hierbas y especias de la lista, combínelo con las que tenga.

 


Melón dulce con mango y menta

Este postre, saludable y realmente delicioso, es el final perfecto para una cena, así como exquisito para el desayuno si no incluye el licor en la salsa.

QUE SE PRECISA

Para 4 servicios

Un melón dulce

Menta fresca

Tres limas

Dos mangos maduros

Un pequeño cesto de frambuesas

15 ml de zumo de naranja

15-30 ml de Grand Marnier o Cointreau

PREPARACIÓN DE LA ENSALADA

El secreto de este postre radica en la utilización de frutos maduros frescos, no congelados ni en conserva. Puede que tenga que comprar los mangos y el melón con anticipación para dar tiempo a que maduren. Puede sustituir las frambuesas por fresas.

1 Parta el melón por la mitad y quite las semillas.
Corte la pulpa en porciones y póngalas en un cuenco.

2 Desmenuce la menta en trozos muy finos hasta conseguir 15 mI (una cucharada) y espolvoréela sobre el melón. Exprima el zumo de una lima en el cuenco. Déjelo en la nevera una o dos horas.

3 Corte el mango de modo que se pueda extraer el hueso.
Corte la pulpa en dados bastante regulares.

4 Introduzca el mango en la batidora junto con el zumo de las dos limas restantes.
Añada el zumo de naranja, un puñado de hojas de menta y el licor. Procese la mezcla hasta que sea homogénea.

5 Escurra el líquido del melón y tirelo. Extienda las frambuesas y el melón en platos de servir, y sirva la salsa por separado.

 

 


Migas de manzana con condimento

 

Las manzanas se sirven sobre una crema suave y cubiertas con una mezcla condimentada a base de canela. El postre es delicioso después de un almuerzo, con yogurt griego o nata.

QUE SE PRECISA

140 ml de nata agria
1 huevo grande
75 g de azúcar glass
25 g de harina
1,5 ml de sal
5 ml de vainilla
4 manzanas Reineta

Para la cobertura

75 g de azúcar moreno

5 ml de canela en polvo

40 g de mantequilla

Una flanera de 23 cm

PREPARACIÓN

Para no tener que usar tanto azúcar, use manzanas dulces para la base de fruta. También puede probar la receta con peras, melocotones o fruta del tiempo. Caliente el horno a 200 ac.

1 Ponga la nata agria y el huevo en un cuenco y bátalo usando una batidora eléctrica. Añada el azúcar, harina, sal y vainilla, y mézclelo bien hasta que quede muy suave.

2Monde las manzanas y quíteles el corazón; córtelas en trozos y añádalos a la mezcla de nata y huevo, removiendo un instante.

3 Vierta la preparación en una flanera y deje cocer en el horno 25 minutos, hasta que las manzanas adquieran un color dorado.

4para la cobertura, ponga el azúcar, la harina y la canela en un cuenco, añada la mantequilla a trozos y remueva hasta que la mezcla tenga la apariencia de migas de pan.

5 Distribuya la mezcla de migas sobre las manzanas cocidas y póngalo de nuevo en el horno durante unos 20 minutos más.

 


Naranjas al romero

 

Se trata de un postre de delicado sabor y aroma, muy saludable y apetitoso.
Se puede servir, después de haberlo enfriado en el frigorífico, con un sorbete ligero o bien con yogur natural o nata.

 

QUÉ SE PRECISA

2 ramitas de romero de 15 cm

45 mi de miel líquida

6 naranjas grandes

Cazo pequeño
Cuchillo afilado
Bol grande
Colador
Jarra

ELABORACIÓN DE LAS NARANJAS AL ROMERO

Este postre puede prepararse el día anterior y conservarse en el frigorífico. El jarabe aromatizado con romero tiene un bonito color dorado que contrasta con el de las naranjas.
Ambos sabores combinan muy bien.

l Lave y seque las ramitas de romero y póngalas en el cazo con 375 ml de agua. Añada la miel y caliente lentamente la mezcla hasta que hierva. Manténgala hirviendo a fuego bajo durante 5 minutos y retirela.

2 Monde las naranjas con un cuchillo afilado, asegurándose de dejarlas muy pulidas. Córtelas en rodajas.

3 Cuando el jarabe esté frío, páselo por un colador fino.
No se alarme por el color que ha tomado.

4 Coloque la fruta en el bol y vierta el jarabe por encima. Enfríe en el frigorífico durante varias horas.

Para mondar las naranjas con facilidad, el cuchillo debe estar muy afilado.

 


Patatas al eneldo

Se puede servir con pescado (salmón o filetes de atún), cerdo o pollo.
Su preparación es fácil y rápida, y se pueden poner a cocer en el horno mientras se prepara el plato principal. También se sirven como parte de una comida vegetariana.

QUE SE PRECISA

450 g de patatas
Eneldo seco
Sal de ajo
300 ml de leche
25 g de mantequilla
Eneldo fresco, como guarnición

Un cuchillo afilado
Una fuente
Una jarra

PREPARACIÓN DE PATATAS AL ENELDO

Para preparar este plato es preferible que el eneldo esté seco ya que si está fresco puede dar una textura desagradable a las patatas durante la cocción. Sin embargo se puede adornar el plato terminado con la hierba fresca. Precalentar el horno a 175°C antes de iniciar la preparación de las patatas.

1 Lavar las patatas y cortarlas en rodajas de unos 5 mm, utilizando un cuchillo bien afilado. Colocarlas en una fuente.

2 Esparcir sobre cada capa de patatas unos 2,5 ml de eneldo seco, con una cantidad igual de sal de ajo; seguir extendiendo capas sucesivas hasta llenar la fuente.

3 Esparcir eneldo y sal de ajo en la capa superior, y verter con cuidado la leche, de forma que quede regularmente distribuida por toda la fuente.

4 Cortar la mantequilla en pequeños dados y repartirla por encima de las patatas. Poner al horno durante 45 minutos o una hora, hasta obtener un suave color dorado.
Servir caliente.

 

 


Paté de cerdo aromatizado

 

Este paté de cerdo aromatizado es perfecto para servir con pan crujiente y una ensalada. Su conservación en recipientes permite llevado a meriendas campestres y constituye un delicioso complemento a un almuerzo estival.

QUÉ SE PRECISA

Para 4 raciones

60 ml de especias variadas como el perejil, la albahaca y el tomillo

500 g de carne de cerdo picada de la tripa

1,5 ml de macis

2,5 ml de nuez moscada rallada

Sal y pimienta

1,5 ml de coñac

Una picadora

4 tarrinas

Una fuente de horno

Tomillo seco

PREPARACIÓN DEL PATÉ DE CERDO


El cerdo y el coñac hacen una buena mezcla en esta receta, que puede prepararse con rapidez con una picadora. Si no consigue carne de la tripa del cerdo, que tiene la cantidad de grasa idónea para un paté, utilice cualquier otra parte del cerdo.

l Lave las plantas y piquelas bien.
Ponga el cerdo en la picadora, añada las especias y piquelo todo durante unos 30 segundos.

2 Agregue las especias, la sal y la pimienta, y pique durante unos 30 segundos más. Añada el coñac y vuelva a picar.

3 Reparta la mezcla en las cuatro tarrinas. No las llene hasta el borde, ya que el paté aumentará su tamaño mientras se cuece.

4 Coloque las tarrinas en la bandeja de horno, añada agua hirviendo hasta cubrir la mitad de las tarrinas por fuera, y cuézalas en el horno durante 45 minutos. Deje enfriar a temperatura ambiente y conserve en la nevera.

Para servir el paté, desmóldelo y adórnelo con plantas frescas.

 

 


Pizza de manzana y pimiento


Con esta combinación de colores, texturas y sabores se consigue una pizza deliciosa y muy saludable. El sabor dulce de la manzana y el pimiento contrasta con los quesos, y por el corto tiempo de cocción, la manzana conserva su textura.

QUE SE PRECISA

Para 2-4 personas

Una cebolla pequeña

125 g de requesón bien escurrido

2,5 ml de eneldo seco

Dos masas de pizza de 150 g

Una manzana grande

Un pimiento rojo

150 g de mozzarella en bloque

50 g de queso cheddar

Un deshuesador de manzanas

Una picadora

No intente quitar entero el corazón de la manzana antes de cortarla en rodajas.
La receta incluye tres tipos de queso (requesón) mozzarella y cheddar). El requesón es una interesante alternativa a la base de puré de tomate y también es bajo en grasas.

PREPARACIÓN DE LA PIZZA

Precaliente el horno a 220º.

1 Pele y corte la cebolla a trocitos;
póngala en la picadora y tritúrela.
Añada el requesón bien escurrido y el eneldo.

2Lave la manzana y córtela horizontalmente en finas rodajas de unos 3 mm de espesor.
Con el deshuesador, separe el hueso central de cada rodaja.

3 Extienda la mezcla de requesón sobre la masa de la pizza. Lave y limpie el pimiento, y córtelo en rodajas horizontales.

4 Coloque una capa de manzana sobre la mezcla de queso y otra de pimiento. Ralle conjuntamente el cheddar y la mozzarella;
luego, distribúyalo sobre las pizzas.

5 Añada un poco de eneldo seco sobre cada pizza. Póngalas en el horno durante 7-10 minutos, hasta que el queso haga burbujas y empiece a dorarse.