REFRANERO CASERO

1. Predicar con el ejemplo es el mejor argumento.

2. Hagamos un Mundo mejor siendo tú y yo mejores.

3. Gran virtud es saber educarse, gobernarse y vencerse uno a sí mismo.

4. Cumple con tu deber aunque tengas que perder, si dichoso quieres ser.

5. Para tener salud, paz y alegría, hay que amar a Dios noche y día.

6. Haz bien y no mires a quien : Todos somos hijos de Dios.

7. Trata a los demás como quisiereas que te tratasen a ti.

8. Cuando uno no quiere dos no pueden reñir, pero se pueden amar.

9. La palabra afable hace amigos y apacigua enemigos.

10. Aprende a escuchar y sonríe al hablar si quieres agradar.

11. Si estoy sonriente y en paz conmigo mismo, alegro a los demás.

12. Para agradar y hacerse amar, vale más sonreir que abrazar y besar.

13. ¡Siempre alegres! Quien canta los males espanta.

14. Consejo es de sabios perdonar injurias y olvidar agravios.

15. Los libros nos dan la ciencia, y la vida, la experiencia.

16. Regalar buenos libros honra a quien los regala y a quien los recibe.

17. Una casa sin libros es como un jardín sin flores.

18. Fuente de riqueza y alegría es la sabiduría.

19. Trabaja como si vivieses siempre y vive como si murieses hoy.

20. ¡Queres es poder! Hace más el que quiere que el que puede.

21. Triunfarás fácilmente si te preparas y especializas eficazmente.

22. Para merecer lo que quieres ser, nunca te canses de aprender.

23. Demuestra tu agradecimiento con tu buen comportamiento.

24. Consumiendo droga, alcohol o tabaco, se arruina y suicida el insensato.

25. Salud y libertad son prendas de gran valía : sólo se valoran teniéndolas perdidas.

26. Come para vivir y no vivas para comer.

27.¡Ahorremos!No hay poco que no llegue ni mucho que no se acabe.

28. Lo inútil nunca es ganga, por barato que te salga.

29. En los juegos de azar, la suerte es no jugar.

30. Si tienes riqueza, crea puestos de trabajo para combatir la pobreza.

31. ¡Ayuda a los demás! Obras son amores , y no, buenas razones.

32. Gozarás eterna felicidad si vives y trabajas con honestidad.

33. Al final de la jornada, si te salvas, sabes, y si no , no sabes nada.